Pensamientos – Mi ciudad

Después de mucho tiempo, aproximadamente veinte años ya, vi de nuevo mi ciudad como me gusta. No como se ve siempre, de unos años para acá, sino como cuando era un niño.

Hoy día Santa Tecla (si, esa a la que le cambiaron el nombre al menos dos veces desde 1855 y que alguna vez fue la pequeña Capital de un pequeño Estado llamado El Salvador), es una selva de concreto. En los tiempos de los abuelos eran cafetales, montañas, haciendas y fincas. Ahora no se mira más que casas, edificios, calles, y cada vez más nuevas colonias lujosas con casas grandes, bonitas y caras. Sigue leyendo

Anuncios