Bukele y el nuevo populismo

Los actos del domingo 09 de febrero han dejado tambaleando al país. A Nayib Bukele el tiro le ha salido por la culata. En un acto desesperado, al final, cuando ya todo se estaba saliendo de las manos, ha usado el último recurso: Dios. Desde su campaña PREELECTORAL sus constantes agresiones, pero también sus elogios a la población, han hecho que su popularidad aumente al punto de creerse invencible. Un semidios. Sigue leyendo

Facebook y la Censura

Tengo DUI y pasaporte salvadoreño, pero mis raíces hunden en Europa, una Europa trastornada, atarantada, confundida, pero sobre todo ofendida y denigrada. ¿Por quién? Por los amos del mundo y los lacayos que compran desde Arabia Saudí, pasando por Italia y España, Inglaterra y sus ridículos barones, cruzando África y controlando presidentes payasos desde América Latina hasta Filipinas. Un inmenso circo que baila para los yankees, que sea Trump, el negrito, la ex esposa del saxofonista que tocaba mejor mientras una chica estaba bajo su escritorio, Sigue leyendo

¿DD.HH. de mareros-terroristas y políticos corruptos?

Muchos dirán que soy un retorcido porque no creo en los derechos de los animales, o porque no creo en el derecho de algunos seres humanos que infringen la ley de formas grotescas. Quizá tengan razón, pero cada quién cree lo que quiere.

Resulta que no creo en el derecho de los animales porque creo firmemente en que somos los seres humanos los que tenemos derecho a los animales. En tal sentido, creo que debemos cuidarlos lo más posible, porque si pasamos de ellos la factura para las futuras generaciones serán muy grandes.

Por otro lado, no creo en los derechos de algunos seres humanos, en el sentido en que me parece profundamente ilógico que los famosos “derechos humanos”, dentro de los cuales están incluidos los derechos fundamentales, sean inherentes y deban respetarse al 100% en aquellos individuos que con todo el uso de su razón infringen la ley de maneras grotescas, tal es el caso, por ejemplo, de los pandilleros-mareros-terroristas Sigue leyendo