Reflexionando

Hace unos días Carlos Dada de ElFaro dijo que militares o ex militares implicados en graves violaciones de derechos humanos (léase masacres, torturas y otras actividades lúdicas propias de las dictaduras) siguen gozando de prestigio social entre las elites socioeconómicas de nuestro país. Nadie lo dudaba. Pero a veces es importante que nos lo recuerden. Imaginémonos la escena: coctel en la Embajada (¿Cuál? Una cualquiera, una vale otra…), están presentes políticos, funcionarios públicos, magistrados, Sigue leyendo

Anuncios