Presentación: Paolo Zanoni

No nací en tierra cuscatleca. Llegué a los 26 años y si bien con una poquita de vergüenza, por mi edad, me inscribí en la UCA, ruco, entre cientos de jóvenes. Aprendí muchísimo. Aprendí hasta de quien no le gustaba mi presencia, quizás por extranjero, por crítico, muy crítico. Por no seguir como palabra sagrada de dios y de sus emisarios, lo que fue la tragedia de la UCA. Y creo, peor aún, pero es solo una idea mía, y puedo equivocarme, porque no era de izquierda.  Había estudiado y leído, antes de llegar la historia de los mártires. Y sigo considerándolos tales. Sigue leyendo

EL CIRCO DEMOCRÁTICO

Son importantes los significados de los términos cuando se habla y cuando se escribe.

Aprendamos algo. La Real Academia de la Lengua Española afirma literalmente: LA DIFAMACIÓN ES: “1. tr. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama.” ¿Qué quiere decir? Todo y nada. Pero hoy, donde los políticos faltan de cualquier argumento, aquí se pegan. Desde México hasta Argentina. Más al norte algunos argumentos tienen. Sigue leyendo

LAS LÍNEAS DE UN ORGULLOSO POLITICALLY INCORRECT

Patria Exacta, para darle una definición clara y sin tantas vueltas, es un medio políticamente incorrecto. O como dirían los amigos de Clinton, Hilary y Obama (no puse Al Gore por representar la nada elevada al cubo). Al fin, politically incorrect. Palabra que sinceramente odio desde lo más profundo de mis entrañas. Sigue leyendo

LO VIEJO DISFRAZADO DE NUEVO

Nuestra sufrida tierra parece que nunca va a tener descanso. 1932: la masacre de los indígenas, de la cual nadie tuvo los huevitos de asumirse la responsabilidad, por lo tanto, también gracias a unas escuelas-colegios (sobre los cuales comentaré a su tiempo) que evitaron lo posible el tema. Luego la guerra civil, otro asunto medio tabú, y cuando alguien se atreve a tocarlo y debe invitar a la radio o TV a uno de los héroes de los dos bandos, el pobre espectador asiste a un circo de mentiras. Sigue leyendo

Democracia

“La democracia es el menos malo de los sistemas políticos”
(Winston Churchill)

La democracia es el sistema para que un mil millones de personas crean de ser libres. El resultado lo tenemos a la vista: un mundo idiotizado por la democracia.

Que viva Che Guevara, Chávez, Pinochet, Stroessner… y que vivan los presidentes democráticos de America Latina. La democracia es, y ha sido, un fantasma. Sigue leyendo

Cuentas Chinas.El viraje diplomático de El Salvador. De una China a la otra.

De Paolo Zanoni

No es el momento de andar con rodeos. La relación diplomática entre El Salvador y Taiwán se basaba sobre giros de cheques. Regalos a Presidentes y familias. Votos en la ONU pagados a peso de oro. Todos lo saben. Las pruebas están en cientos de papeles que muchos medios ya hicieron públicos y que solo una justicia, todavía desvergonzadamente sierva de la billetera de ciertos poderes, sigue ignorando.
Pero dejames por un segundo estas miserias humanas e institucionales y vamos a ver un poco de historia, magistra vitae, maestra de vida, para que nos ayude a entender.

La diatriba China vs Taiwán tiene ya más de medio siglo. Fue en 1949 cuando, Chang Kai-Shek, líder de la oposición anticomunista china, fue echado por los revolucionarios victoriosos y obligado a refugiarse en la isla de Taiwán. Además de que dicho diminuto islote había conservado otro puñado de pequeñas islas frente a la costa de China, desde la cuales, en sus irracionales ilusiones, creía poder arrancar para tomar el poder a Pekín. Fue solo gracias a una conjuntara histórica muy peculiar (la Guerra Fría) que Taiwán no acabó aplastada por las tropas de Mao Tze Dong. Inteligentemente, Chang Kai-Shek logró convencer a Estados Unidos que su derrota habría podido determinar un contragolpe psicológico para todo el bloque Occidental y habría puesto en riesgo las mismas alianzas entre las naciones democráticas. Cuando Mao decidió  bombardear las islas de Matsu y Quemoy, EEUU amenazó de responder con armas nucleares, para defender, como afirmó irónicamente el secretario de estado de Washington, John Foster Duelles, “un inútil puño de rocas”. Desde entonces la primera potencia del Mundo tuvo que estrechar con “China capitalista” un acuerdo de mutua defensa. Reglas y cruces de la geopolítica.

Siempre desde entonces los países del mundo subdesarrollado, o Tercer Mundo, tuvieron que tomar posición: ser vasallos (lame botas) o de la URSS o de EEUU.
Cual fue la suerte de El Salvador es cosa nota: después de los Acuerdos de Paz y fugado el peligro de caer bajo el yugo socialista (que ya se estaba derrumbando), los gobiernos de ARENA abrazaron felices a los camaradas anticomunistas taiwaneses. ¿Qué los acomunaba? Esencialmente tres factores: 1) el anticomunismo; 2) el amigo-amo-defensor común, Estados Unidos; 3) teóricos intereses de intercambios comerciales. Este ultimo era en realidad la clave del “amor” salvadoreño para los taiwaneses. Ellos, a cambio de ayudas económicas que impulsaran el desarrollo del Pulgarcito de América, y tras una muy generosa “diplomacia de la chequera” (que abultó las billeteras de más de un político salvadoreño) pedían solamente que, en la ONU, El Salvador se alineara a esos cuatro gatos que en el mundo reconocían a Taiwán. Y eran, y siguen siendo, un puñado de países muchos de los cuales hay que buscarlos en el Atlas con la lupa: aparte Belice, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana, la lista sigue con San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente, las Granadinas, Burkina Faso, Suazilandia, Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Palaos y Tuvalu.
Pero hoy, el gobierno del FMLN, justo ante de irse y con una casi matemática certidumbre de no volver en el poder, traiciona los generosos amigos de Taiwán y se van con la otra China, la que, unos tontos (por suerte son pocos y están circunscritos justo alrededor de nosotros… a saber porque…) siguen llamando “comunista”, cuando en realidad su economía de explotación se parece a la de Inglaterra de la época de la Revolución Industrial. Ya lo decía Oppenheimer en 2009 en su “Cuentos chinos”: a Pekín de rojo ha quedado solo la bandera.

Si logramos a mirar un poco más allá de las estériles polémicas de quienes siguen enfrascados en discursos estrictamente ideológicos (que nos digan por lo menos adonde quedaron dichas ideologías), el hecho que El Salvador haya decidido de buscar lazos económicos y diplomáticos con un Estado que por sí solo representa el 20% de la población mundial y constituye la segunda economía más grande del mundo, es una buena noticia. Realismo y pragmatismo antes que todo. Si estos señores están preocupados de haber perdido a tan poderoso y fundamental partner cual era Taiwan… no se desesperen. Que sigan con su propia naturaleza y alisten la lengua para distintas botas. Si, acaso, por una vez, piensan en los intereses de la patria, podrán planear como lograr el mejor provecho nacional en relacionarse con un gigante de la economía.

¿Qué está pasando en el Mercado de Santa Tecla? Una visión desde adentro (Parte 1)

Durante los últimos días se ha conocido de conflictos entre vendedores informales y agentes del CAMST en los alrededores del Mercado Central de la Ciudad de Santa Tecla, departamento de La Libertad. Estos conflictos han sido generados por los desalojos forzados realizados a partir del domingo 13 de mayo del presente año, y ordenados directamente por la Alcaldía Municipal de Roberto D’Aubuisson en el marco del plan “Calles Limpias”.

Pero este conflicto no es nuevo. Durante todos los gobiernos municipales del ahora Vicepresidente de la República, Oscar Ortíz, estos conflictos eran frecuentes, pues el plan de ordenamiento del Centro Histórico de la ciudad ha sido un tema prioritario desde hace muchos años. De hecho, unos años antes de la salida del otrora Alcalde, prácticamente se había concluido con el reordenamiento, y asignado a los vendedores informales espacios en lo que ahora se conoce como “las pestañas del mercado”, zona que antes eran los parqueos generales para los clientes, y que ahora se pueden ver invadidos en su totalidad por ventas bastantes desorganizadas. En su momento, Ortíz entregó esas zonas solamente marcadas a nivel de suelo con pintura amarilla (su costumbre inclusive con los comerciantes formales) para que estos nuevos “usuarios” se encargaran de establecerse cómo pudieran en los costados Oriente, Norte y la mitad del lado Poniente. Hasta aquí, se llegó a un acuerdo y se dejó todas las calles libres.

Eventualmente, los vendedores formalizados empezaron a movilizarse, y a irrespetar los espacios asignados, mientras los Agentes Metropolitanos se encargaban de mantenerlos a raya, pero de forma paulatina empezaron también a invadir zonas que estaban libres: la segunda mitad del lado Poniente, y toda la acera del lado Sur y la siguiente cuadra casi llegando al Parque San Martín (Carretera Panamericana), e inclusive en oso el costado Oriente de la famosa Casa de los Zopes (Casa Guirola), frente al mismo parque, sector donde se ubicaron en su mayoría vendedores de DVD’s piratas.

Entrando el nuevo gobierno municipal del Alcalde D’Aubuisson, a estos vendedores se les apoyó en la construcción de techumbres en forma de “pestaña” ancladas a las paredes exteriores del mercado, a los vendedores que se habían formalizado. Hasta este momento aún los vendedores estaban relativamente controlados. Conforme fue pasando el tiempo, el nuevo Alcalde los “apoyó” con la colocación de una línea de Canopy en el costado Poniente, en la zona que aún en ese momento había sobrevivido como parqueo para clientes.

El problema se empezó a salir de las manos del Alcalde, y los vendedores de “las pestañas” y “los canopy” empezaron a colocar ventas secundarias (una especie de sucursales en muchos casos con empleados) en los márgenes de la calzada. Recordemos que haya este momento ya estaba invadido todo el parqueo externo del mercado, sin que estos tocaran en ningún momento el asfalto de la calle. En este momento parecían vendedores ambulantes, aunque en realidad son los mismos vendedores de “las pestañas” y “los canopy”. El CAMST se ha estado encargando de formas convencionales y a veces no tan convencionales de apartar estas ventas, las cuales por su carácter móvil se quitan un momento y un par de horas después están allí otra vez.

Posteriormente, en su “Carácter de Urgencia” del orden municipal, la Alcaldía negoció con todos los vendedores que habían tomado las dos cuadras antes señaladas como Carretera Panamericana y la Casa de los Zopes y fue a ubicarlos con Canopy en el margen Poniente del Parque San Martín. Llegado el plan de remodelación del Parque San Martín, la Alcaldía negoció nuevamente con estos vendedores, y dura te la madrugada siguiente movilizaron todas esas ventas de manera conjunta, y por la mañana amanecieron ubicados sobre la Calle Daniel Hernández entre la 1ra. y la 3ra. Avenida Sur, sin ninguna consulta a los locales comerciales ubicados allí, y obstruyendo de peor forma de la que inicialmente se hacía la calle antes mencionada. Paralelamente, desde la temporada navideña de 2017, se han quedado un sinnúmero de vendedores ambulantes de prendas de vestir en el margen oriente del Parque Daniel Hernández, los cuales se presume que son (como lo han sido todas las temporadas anteriores) empleados de gente del Centro de San Salvador que mueve ropa réplica de procedencia guatemalteca. Según se sabe, ninguna persona puede vender ropa en esa zona si no es de la procedencia antes señalada, lo que puede verificarse fácilmente viendo la homogeneidad del tipo de ropa que allí se maneja.

Y entonces ¿Cuál es el origen de los disturbios? Pues bien: resulta que para que la Alcaldía autorizara las reubicaciones de esos vendedores ambulantes que estaban en las zonas antes señaladas se pusieron una serie de condiciones, entre ellas (y la más importante de todas) el pagar impuestos municipales. El acuerdo duraba hasta el mes de marzo de 2018, y se ha extendido hasta mediados de mayo. De estos más de 200 negocios informales, según cuentas de la misma Alcaldía, y según los representantes de los vendedores ambulantes han aceptado, solamente 40 negocios han pagado sus impuestos, por lo cual son los únicos que la Alcaldía está considerando formalizar e ingresar a la plantilla de vendedores formales del Mercado Municipal. Lógicamente, si un vendedor no paga sus impuestos, los cuales le dan derechos de uso de espacios municipales para la comercialización de sus productos, como quien deja de pagar la renta de la casa en la que vive, pierde todo derecho y debe ser desalojado bien de forma consensuada o bien de manera forzosa. Este proceso se inició, como se ha acotado al inicio del artículo, el pasado domingo, y se ha mantenido un ambiente de tensión toda la semana, desatándose de forma más violenta desde la madrugada del pasado jueves 17 de mayo, y llegando a una relativa calma hoy sábado 19 de mayo, luego que el viernes 18 en horas de la tarde representantes de los vendedores y de la Alcaldía Municipal se reunieran para negociar una solución al problema.

De las negociaciones completas se ha tenido casi nula información. Solamente se conoce un comunicado oficial de la Alcaldía Municipal de Santa Tecla, que los vendedores han regresado a las calles de forma más o menos organizada (casualmente en fin de semana, que es el periodo de mejor venta de toda la semana), y un video del que no se conoce su real procedencia publicando por la ASAP Radio a través de ITR Noticias en Facebook. Un video de casi 30 minutos del cual solamente pueden interpretarse 3 cosas: (1) que la posición oficial de la Alcaldía es reordenar el Centro Histórico de Santa Tecla, y que solamente pretenden incorpora a aquellos 40 vendedores informales que pagaron puntualmente sus impuestos; (2) que los vendedores informales no aceptarán ninguna solución que no lleve como finalidad retomar los sectores de las calles que ya había invadido; y, (3) que según se logra intérprete, la Alcaldía va a ceder, y los va a volver a ubicar en los sectores antes ocupados, aunque sea de una forma más ordenada y bajo un nuevo acuerdo (que se prevé no cumplirán -otra vez-), en medio de declaraciones del Alcalde D’Aubuisson quien según “no va a negociar”, y “es una decisión tomada”.

Hasta este momento nadie ha hablado de soluciones reales, tampoco de lo que va a pasar con las calles “recuperadas”, y mucho menos de la problemática que es para los vendedores formales dentro del Mercado Central de Santa Tecla el hecho que vendedores informales de forma arbitraria y desleal se tomen los alrededores de dicho edificio, y lo que esto representa para ellos, lo que provoca que cada día menos clientes entren al mercado, tema que ya expondremos en un segundo artículo.

CATALUNYA: A ROMPER LAS CADENAS

Un matrimonio votado al fracaso. Amor relámpago y luego tres siglos de oscurana. Una unión de demasiados candados, desconfianzas, resentimientos. Una larga labor de parto destinada a no engendrar ningún futuro. El tiempo, según España, habría hecho florecer el amor de patria en los tercos catalanes, junto a una política de represión y garrote fácil. Pero no fue suficiente.En los años treinta del pasado siglo, el rechazo catalán a la dominación española se concretó con la adhesión a las filas de los republicanos antifranquistas. Barcelona fue el último baluarte a resistir al ejército español. Luego la dictadura, en lugar de buscar un dialogo, visto que en contra tenía casi la totalidad de la población, apretó aún más la tuerca de la coerción. El idioma catalán fue prohibido, todo disenso perseguido sin piedad. Si Catalunya no quería ser España, Francisco Franco habría implementado todos los medios posibles para torcer el cuello a cada aspiración de libertad que pudiera salir de la boca de los catalanes. Luego la escuela, los desfiles militares, la televisión, los medios de comunicación en general terminarían educando ese pueblo rebelde. El Caudillo se ensañó con particular vehemencia justo con “los polacos” (como le llaman despectivamente los españoles a los catalanes por considerarlos barbaros, por ser su idioma a ellos incomprensible) por haberlo traicionado. Habían tenido la osadía de irse con los rojos, los comunistas, y soñado de tener una patria propia. Imperdonable. Inadmisible. Injustificable.

Pero la altanería rebosaba en las venas del régimen que se creía el digno sucesor de aquel imperio colonial que ya iba en añicos mientras ya había perdido todas sus colonias. La típica arrogancia del gigante que no quiere aceptar la miseria de su presente. La soberbia de quien no puede tolerar la desobediencia. Pero Franco no tenía duda: quien traicionó una vez, lo hará siempre. Única solución, apretar las cadenas. Pésima decisión: el rencor de los catalanes no hizo más que crecer.

En 1978, una dictadura agónica promete la democracia, luego de décadas de tiranía franquista, junto a un margen mínimo de autogobierno. Pero, como contrapartida, decreta la imposibilidad de gestionar consultas nacionales sobre temas separatistas. Este veto se ha convertido en uno de los fetiches más sagrados del mundo conservador español, celoso de la unidad del país. 

Año 2006: un Estatuto autonómico, norma suprema a nivel regional, fue aprobado por el Parlamento español. El texto recogía parte de las demandas autonomistas. No obstante, el Partido Popular de Rajoy pidió que se lo declare inconstitucional. El 28 de junio de 2010, en un fallo dividido, el Tribunal Constitucional declaró la inconstitucionalidad de 14 artículos. Así comenzó el conflicto que fue escalando hasta estallar en la crisis actual.

Año 2017: Referéndum por la independencia. Madrid lo declara ilegal. Y desencadena la Guardia Civil contra una marea de ciudadanos que tranquilos iban a votar. Los uniformados sueltan una ola de violencia que la civilizada Europa ni podía imaginar. Golpean a ciegas: hombres, ancianos, mujeres. Estas últimas son hasta objeto de molestias sexuales. El amo estaba molesto.

Luego el Jefe del Gobierno español en lugar de recapacitar y pedir disculpa por un uso desmedido de la fuerza, digno de una dictadura latinoamericana de los años ’80, amenaza al Presidente de la Generalitat, Puigdemont, si no pide disculpa (¡él!), de quitar a Cataluña hasta la autonomía y enviar el ejército. Y la escalada de medidas represivas sigue.

¿Cuáles serán las absurdas razones que impulsan Cataluya a pedir la independencia?

1) Con un PIB de 250 mil millones de dólares, Cataluya es la región más rica de España en términos nominales. Esto también explica que el gobierno de Rajoy no esté dispuesto a perder una fuente de ingresos tan importante. 

2) Catalunya representa el 23,4% de toda la producción efectiva de España y su PIB es del 19%.

(Andalucía el 11,6% (13,4%), País Valencia el 10,6% (9,4%)). Solo en 4ª posición Madrid con el 8,4% del comercio de bienes y un PIB del 18,8%. En otras palabras, Madrid comercia por el 8,4% y tiene un PIB del 18,8%… Alguien le regala esos 10 puntos de más… 

3) Con exportaciones por 75 mil millones de dólares, Cataluña es, con mucha ventaja, la región que más vende. La que más se le acerca es Madrid, con 33 mil millones, bastante menos de la mitad.

4) En cuanto a inversión extranjera Madrid sola concentra el 46,7% del total. Los 1.000 millones de dólares que se invierten en tierra catalana representan apenas un 18,9 por ciento. La Generalitat está convencida de que siendo independiente podría volverse un destino mucho más atractivo.

5) La tierra catalana produce el 20% de la riqueza, paga el 24% de los impuestos y recibe el 10% del gasto público. Ligera desproporción…

6) Catalunya tiene un 13,2%, de desempleo contra el 17,2% de la media nacional. Si fuera independiente la parte de sus recursos que se van a Madrid podrían terminar subvencionando las ayudas sociales y hacer reformas que le permitan dinamizar aún más la creación de trabajo.

Los otros 50 y a saber más descabellados motivos los omitimos por razones de espacio. Pero los seis primeros ya dan un panorama bastante claro.

 Finalmente hay una lógica elemental que rige y justifica las aspiraciones independestistas de los catalanes: donde hay un idioma hay un pueblo, donde hay un pueblo debe haber su sagrado derecho a decidir su propio destino.

SAN BARACK, EL SANTO DE LAS BOMBAS

(El Ocaso de los dioses Parte II)

Continuaremos analizando aquello que decíamos de cómo los medios de comunicación global construyen la imagen de ciertos personajes con poder, y diciendo aquello que nadie dice de estos supuestos santos. Esta vez es el turno de Barack Obama.
Fue el primer presidente negro de EE.UU. Por lo tanto el premio Nobel de la Paz se le debía por el color de la piel, es decir por las reglas pegadizas del bon ton de la política-espectáculo internacional. De esto la prueba es que no se esperaron hechos concretos para otorgárselo.

Su doctrina, ensalzada por la izquierda internacionalista y humanitaria, debía hacer olvidar los estragos de George Bush y su gobierno de vaqueros petroleros ignorantes y racistas.

Prometió reconstruir la imagen de una América desintegrada por la arrogancia de un presidente guerrerista para sacarla definitivamente de la quiebra de los conflictos en Afganistán e Irak. Pero en cambio los ha mantenido en vida con ríos de dólares y hasta aumentó las crisis internacionales y frentes de guerra.

El gran engaño no fue sólo en política exterior. Según un sondeo Gallup (junio 2016), la presidencia de Obama ha empeorado la condición de los negros, la cuestión racial y la diferencia entre ricos y pobres, es decir los que eran puntos fuertes de su visión del mundo y de su propaganda. Pero estos últimos son problemas de los norteamericanos; que vean ellos como resolverlos. Para el mundo el nudo crucial es lo que hace el Pentágono y luego recae sobre las cabezas de quienes no tienen pasaporte estadounidense.

Entonces veamos un número: 26.172. Estas son las bombas que Barack Obama ha lanzado en el 2016 en siete países diferentes: Siria, Irak, Afganistán, Libia, Yemen, Somalia y Pakistán (según el análisis anual -2016- del Council on Foreign Relations).

De estas más del 90% (24.287) han sido lanzadas sobre Siria e Irak en el ámbito del Operation Inherent Resolve (OIR), contra el Estado Islámico. De mano norteamericana ha sido el 79% de los bombardeos totales que la coalición atlántica ha efectuado.

Con respecto al 2015, la América de Obama ha desenganchado alrededor de unas 3.000 bombas más y bombardeado un país, Libia, que no estuvo anteriormente entre los objetivos.

Obviamente en esta cuenta no son calculadas las operaciones ocultas que San Barack ha dispensado por el mundo; los centenares de “bombardeos dirigidos”, con drones también, en territorios no incluidos en las guerras oficiales, como en África. Sin mencionar los acuerdos autorizados por el Pentágono y a la CIA con contratistas y sociedades privadas para conducir actividad de guerra encubierta.

Bombas: cuando no las lanza, las vende

Del 2008 al 2015, en práctica durante sus dos mandatos, EE.UU. han cerrado acuerdos de venta de armamento por 200 mil millones de dólares, igual al 42% de la entera suma del tráfico de armas en estos países.

El dato resulta de un reciente estudio (2016) publicado por el Congressional Research Service, institución que pertenece al mismo Congreso americano. Según el reporte, los acuerdos de traslado de armas en los Países en vía de desarrollo, han representado más que el 80% de todo el mercado global de las armas. EE.UU ha sido líder absoluto con una cuota de ello que es más del doble de la antidemocrática y guerrerista Rusia de Putin.

La administración de Don Barack pasará a la historia como la que más armas ha vendido en el mundo y sobre todo a las cojas democracias de Asia y África. ¡Gran orgullo para un Presidente premio Nobel de la Paz e indiscutido mito de las ruidosas cuadrillas de tercermundistas y pacifistas!

Según la relación, la venta de armas responde a precisas necesidades de política exterior y tutela de los intereses nacionales de Washington. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la estrategia EE.UU. ha sido ayudar aliados y naciones amigas a afrontar las amenazas a la seguridad regional. Sin embargo, llama la atención el hecho que la mayor cantidad de venta de armas en Oriente Medio, 76 mil millones de dólares, haya sido autorizada por Obama en el bienio 2011-2012, aquel, para entendernos, que ha hecho surgir las famosas Primaveras árabes, la guerra en Libia y aquella civil en Siria. Y, qué casualidad, el mismo bienio ha permitido la ascensión del Isis y la formación del Califato. En otras palabras parece que Míster Obama en lugar de estabilizar la región, ha alimentado el desastre militar, económico y humanitario que hoy estamos viendo.

¿Y quién es el mejor cliente del supermercado de bombas de Obama? Nada menos que el principal financiador de la gran mayoría de los grupos terroristas islámicos regados a lo largo y ancho del mundo: Arabia Saudí. La monarquía petrolera ha emitido cheques por 72 mil millones de dólares. La India está en segundo lugar con 34 mil millones.

Finalmente otro “logro” de Barack fue disparar por las estrellas el nivel de tensión con Rusia hasta alcanzar un clima de Guerra Fría. Suya fue la gestión criminal que generó la trágica farsa de la revolución ucraniana y la consecuente guerra civil que puso en riesgo la estabilidad en la Europa oriental.

Sus relaciones con Israel no han hecho más que seguir minando la posibilidad de una paz verdadera en Palestina. Hubieron desenlaces tan graves (para el pueblo palestino) que serán tema de un escrito futuro.

Los dos mandatos de este oscuro personaje han sido un reinado de la hipocresía y de la retórica. Pero tuvo la suerte (calculada) de tener de su lado el coro ensordecedor de la gran mayoría de los medios de comunicación, de los intelectuales progresistas, de los desfiles arcoíris de gays y lesbianas, de los actores de Hollywood, sin olvidar los mayordomos europeos.

La guerra, dijo en el 2002, cuando era solo un joven senador “puede ser solamente concebible en caso de inminente y directa amenaza a la seguridad de los Estados Unidos” y lo repitió de candidato a la Casa Blanca en 2007. Qué bien. Ahora que explique: ¿Pero cuál amenaza directa e inminente a la seguridad de los Estados Unidos constituye el régimen siriano de Assad Al Bashar para justificar el exterminio de civiles y niños con gas nervino?